¿Te gusta comer?, pero digo comer de verdad, no esa comida basura rápida, ni platitos de diseño que al final te vas con el estómago vacío. Pues si es así visita todas las entradas que vienen aquí recogidas y por favor haz tus comentarios. Todo el material de este blog está a disposición del navegante. LOS FOGONES DE MI MEMORIA sólo desea saber que uso se hace de él.
Este blog está en linea desde el 17-10-2010.

martes, 9 de noviembre de 2010

ARROZ CON LECHE

La variedad de aromas y sabores de los que goza la cocina andaluza en sus platos son el reflejo de su propia historia y del paso por sus tierras de las distintas culturas.

Los árabes aportaron a nuestra tradición culinaria la magia de sus sabores y olores. En España el arroz llegó a través de ellos y probablemente los primeros arroces con leche se hicieron en Andalucía, entretejiéndose en los calendarios religiosos locales con posterioridad, produciéndose un gran arraigo de este delicioso plato.

Curioso que una comida de origen árabe haya terminado siendo uno de los postres más típicos de la Semana Santa católica en Andalucía.

Uno de los mejores recuerdos gastronómicos de mi infancia en Villamanrique de la Condesa y que todavía se sigue erigiendo como uno de los estandartes de la gloria del paladar de mi juventud es el arroz con leche cocinado como los ángeles de mi abuela y el de mi tita Encarna.

Este postre, apetece todo el año; en invierno bien caliente, y fresquito en verano.

Ingredientes:
• 6 puñados de arroz
• 1 cáscara de limón
• 1 palito de canela
• canela molida
• 1 litro de leche
• sal
• azúcar (al gusto) aproximadamente 5 cucharadas soperas. 

Elaboración:
Ponemos a cocer ½  litro de leche con una ramita de canela en rama, canela en polvo y la cáscara de limón para que se aromatice.

Cuando empiece a hervir añadimo el arroz y una pizca de sal.

Cuando esté el arroz hinchado ponemos la candela muy lenta y dejemos cocer lentamente, sin dejar de mover con una cuchara de madera, para evitar que el arroz se peque al fondo y añadiendo poquito a poco leche según espese el arroz.

Una vez el arroz esté en su punto (unos 20 minutos), añadimos el azucar necesario hasta encontrar el punto justo del paladar de cada uno y dejamos cocer 5 minutos más.

Retiramos la cáscara de limón y el palito de canela y dejamos enfriar.

Lo decoramo con canela en polvo, espolvoreada por arriba justo en el momento de servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario